7 de agosto de 2009

Comentario del Evangelio de hoy por S.Juan de la Cruz

«El que pierda la vida por mi causa, la encontrará»

«Me hice perdidiza, y fui ganada»

…Tal es el que anda enamorado de Dios, que no pretende ganancia ni premio, sino sólo perderlo todo y a sí mismo en su voluntad por Dios, y ésa tiene por su ganancia; y así lo es, según dice san Pablo (Fl. 1, 21) diciendo: Mi morir por Cristo es mi ganancia, espiritualmente a todas las cosas y a sí mismo. Y por eso dice el alma: fui ganada, porque el que a sí no se sabe perder, no se gana, antes se pierde, según dice Nuestro Señor en el Evangelio (Mt. 16, 25), diciendo: El que quisiere ganar para sí su alma, ése la perderá: y el que la perdiere para consigo por mí, ése la ganará.

Y si queremos entender el dicho verso más espiritualmente y más al propósito que aquí se trata, es de saber, que cuando un alma en el camino espiritual ha llegado a tanto que se ha perdido a todos los caminos y vías naturales de proceder en el trato con Dios, que ya no le busca por consideraciones ni formas ni sentimientos ni otros modos algunos de criaturas ni sentido, sino que pasó sobre todo eso y sobre todo modo suyo y manera, tratando y gozando a Dios en fe y amor, entonces se dice haberse de veras ganado a Dios, porque de veras se ha perdido a todo lo que no es Dios ya lo que es en sí…



San Juan de la Cruz (1542-1591), carmelita descalzo, doctor de la Iglesia

Cántico espiritual, 20

20 de julio de 2009

Marta y María han de andar juntas

Esto quiero yo, mis hermanas, que procuremos alcanzar, y no para gozar, sino para tener estas fuerzas para servir: deseemos y nos ocupemos en la oración; no queramos ir por camino no andado, que nos perderemos al mejor tiempo; y sería bien nuevo pensar tener estas mercedes de Dios por otro que el que El fue y han ido todos sus santos; no nos pase por pensamiento; creedme, que Marta y María han de andar juntas para hospedar al Señor y tenerle siempre consigo, y no le hacer mal hospedaje no le dando de comer. ¿Cómo se lo diera María, sentada siempre a sus pies, si su hermana no le ayudara? Su manjar es que de todas las maneras que pudiéremos lleguemos almas para que se salven y siempre le alaben.
Decirme heis dos cosas: la una, que dijo que María había escogido la mejor parte. Y es que ya había hecho el oficio de Marta, regalando al Señor en lavarle los pies y limpiarlos con sus cabellos...
Teresa de Jesús (Moradas)

3 de julio de 2009

CRISTO MI CONFIANZA (Santa Teresa de Jesús)


Sea mi gozo en el llanto,
sobresalto mi reposo,
mi sosiego doloroso,
y mi bonanza el quebranto.

Entre borrascas mi amor,
y mi regalo en la herida,
esté en la muerte mi vida,
y en desprecios mi favor.

Mis tesoros en pobreza,
y mi triunfo en pelear,
mi descanso en trabajar,
y mi contento en tristeza.

En la oscuridad mi luz,
mi grandeza en puesto bajo.
De mi camino el atajo
y mi gloria sea la cruz.

Mi honra el abatimiento,
y mi palma padecer,
en las menguas mi crecer,
y en menoscabo mi aumento.

En el hambre mi hartura,
mi esperanza en el temor,
mis regalos en pavor,
mis gustos en amargura.

En olvido mi memoria,
mi alteza en humillación,
en bajeza mi opinión,
en afrenta mi victoria.

Mi lauro esté en el desprecio,
en las penas mi afición,
mi dignidad sea el rincón,
y la soledad mi aprecio.

En Cristo mi confianza,
y de El solo mi asimiento,
en sus cansancios mi aliento,
y en su imitación mi holganza.

Aquí estriba mi firmeza,
aquí mi seguridad,
la prueba de mi verdad,
la muestra de mi firmeza.

22 de mayo de 2009

Escritos Sor Isabel de la Trinidad

"Vivamos con Dios como con un amigo. Procuremos que nuestra fe sea viva para comunicarnos con El a través de todas las cosas. Así se logra la Santidad. llevamos el cielo dentro de nosotras pues Aquel que sacia a los Bienaventurados en la luz de la visión beatifica, se nos entrega por la fe y el misterio. Es el mismo. He hallado mi cielo en la terra pues el cielo es Dios y Dios está en mi alma..." (Carta 100 A la Condesa de Sourdon)

"Todo depende de la intención que se tenga. Podemos santificar hasta las cosas más pequeñas y transformar en divinos los actos más ordinarios de la vida. Un alma que vive en Dios sólo obra sobrenaturalmente. Las acciones más vulgares, en vez de separarla la unen más íntimamente a El..." (Carta 275 A María Rolland)
"Si hiciéramos crecer a Dios cada día en nuestra alma, que seguridad obtendríamos para compadecer un día ante su infinita santidad. Creo que usted ha hallado el secreto. Por la renuncia se logra mejor esta finalidad divina. Por ella morimos a nosotros mismos y dejamos todo el lugar libre para Dios. Recuerde estas hermosa página del evangelio de S. Juan donde Nuestro Señor dice a Nicodemo: Te doy mi palabra de que si uno no nace de nuevo no puede ver el reino de Dios (Jn. 3, 3).

Renovémonos, pues en el interior de nuestra alma, despojémonos del hombre viejo y revistámonos del hombre nuevo a imagen del que le creó (Cl. 3, 10).Se hace esto tranquila y sencillamente alejándose de cuanto no es Dios. El alma se ve entonces libre de temores y deseos. Su voluntad se pierde totalmente en la voluntad de Dios. Como esto produce la unión, ella puede exclamar: No vivo yo, sino que vive Cristo en mi" (Gl. 2, 20). (Carta 203 A la Sra. Angles)

"El más santo es el más amante. Es quien más contempla a Dios y satisface más plenamente las necesidades de su mirada"......"Al que busca y gusta a Dios en todo, nadie puede impedirle permanecer solitario entre la multitud". "No se deja vencer por las cosas cambiantes, tiene la miada simple e inalterable ante las imágenes mutables pues pasa por encima de ellas teniendo los ojos fijos en Dios". (Carta 257 A su hermana Margarita Catez)


Sor Isabel de la Trinidad

25 de abril de 2009

El privilegio de DAR





Dale de beber a los que tienen sed
Dale pan a los que lloran por comer
Comparte tu tiempo,
lo que tienes y tu fe
Se un buen ser humano
Y lo que hagas hazlo bien

Dale a los enfermos esperanza y paz
Dale apoyo a los que están sin libertad

Lleva compañía al que vive en soledad

Llévale consuelo al que ha perdido un familiar


Es el privilegio de dar
Es sentirse realizado
Caminar con Dios al lado


Es el privilegio de dar
Es la esencia de la vida
La mayor alegría
Dar de lo que tienes
Sin buscar compensación

Lo que hagas que te lo pague Dios
Dale a tu enemigo reconciliación
Dale a todo el que te ofenda tu perdón
Dale a tu pareja sin medida el corazón
Da y también recibe el regalo del amor


Es el privilegio de dar
Es sentirse realizado
Caminar con Dios al lado


Es el privilegio de dar
Es la esencia de la vida
La mayor alegría

Dar de lo que tienes
Sin buscar compensación

Y siempre dale a todos tu risa
Dale a todo el que pida
Y da gracias si has dado a los necesitados


Es el privilegio de dar
Es sentirse realizado
Caminar con Dios al lado


Es el privilegio de dar
Es la esencia de la vida
La mayor alegría
Dar de lo que tienes
Sin buscar compensación

Lo que hagas que te lo pague Dios
Que te lo pague Dios.

24 de abril de 2009

Vigilia de Oracion por las vocaciones, Lema: "CONFIO Y RESPONDO CON ALEGRIA"

EL DÍA 2 DE MAYO, (DE 22 A 6am) SE REALIZARÁ LA VIGILIA DE ORACIÓN POR LAS VOCACIONES, EN EL COLEGIO TULIO (MITRE 312) CON EL LEMA "CONFÍO Y RESPONDO CON ALEGRIA", DESTINADO A JÓVENES Y ADOLESCENTES, ORGANIZADO POR LA PASTORAL VOCACIONAL ARQUIDIOCESANA.
LOS OBJETIVOS DE LA VIGILIA SON:
- Motivar para animarnos a tomar decisiones
- Valorar el esfuerzo personal como camino para lograr las propias metas
- Potenciar la capacidad de “soñar” y de sana “utopía”, así como de ilusionarse por el futuro.

HABRÁ DISTINTOS MOMENTOS PARA REFLEXION GRUPAL E INDIVIDUAL, TRABAJO PERSONAL, ORACION, DINAMICAS, Y ACOMPAÑAMIENTO DE HERNANAS, SACERDOTES Y SEMINARISTAS DE NUESTRA ARQUIDIOCESIS.

ESTAS INVITADO... ¡¡¡CONFÍA Y RESPONDE CON ALEGRIA!!!

MENSAJE DEL PAPA PARA LA XVI JORNADA MUNDIAL DE ORACIÓN POR LAS VOCACIONES. (FRAGMENTO)
3 DE MAYO DE 2009 –


«La confianza en la iniciativa de Dios y la respuesta humana»

"El apóstol Pablo, al que recordamos especialmente durante este Año Paulino en el segundo milenio de su nacimiento, escribiendo a los efesios afirma: «Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo, nos ha bendecido en la persona de Cristo, con toda clase de bienes espirituales y celestiales. Él nos eligió en la persona de Cristo antes de crear el mundo, para que fuésemos santos e irreprochables ante Él por el amor» (Ef 1, 3-4). En la llamada universal a la santidad destaca la peculiar iniciativa de Dios, escogiendo a algunos para que sigan más de cerca a su Hijo Jesucristo, y sean sus ministros y testigos privilegiados. El divino Maestro llamó personalmente a los Apóstoles «para que lo acompañaran y para enviarlos a predicar, con poder para expulsar demonios» (Mc 3,14-15); ellos, a su vez, se asociaron con otros discípulos, fieles colaboradores en el ministerio misionero.(…)
Queridos amigos, no se desanimen ante las dificultades y las dudas; confien en Dios y sigan fielmente a Jesús y serán los testigos de la alegría que brota de la unión íntima con Él. A imitación de la Virgen María, a la que llaman dichosa todas las generaciones porque ha creído (cf. Lc 1, 48), esfuércense con toda energía espiritual en llevar a cabo el proyecto salvífico del Padre celestial, cultivando en sus corazones, como Ella, la capacidad de asombro y de adoración a quien tiene el poder de hacer «grandes cosas» porque su Nombre es santo (Cf. Lc 1, 49).


PARA LEER EL MENSAJE COMPLETO HACE CLICK EN EL SIGUIENTE ENLACE:
http://www.arztucuman.org.ar/vaticano/mensajes/vocaciones_2009.php

18 de abril de 2009

Alégrate, Cristo ha resucitado!!

Benedicto XVI está convencido de que el actual desafío para los cristianos consiste en testimoniar que Cristo ha resucitado y vive para siempre.

Fue el mensaje central que dejó en su mensaje de Pascua, pronunciado desde el balcón de la Basílica de San Pedro del Vaticano, en el que repitió las palabras del apóstol Tomas al ver a Jesús resucitado, de quien antes había dudado: «¡Señor mío y Dios mío!».
El Papa ha escogido esta frase como lema para esta Pascua. En su mensaje dirigido a los miles de peregrinos que llenaban la plaza de San Pedro, transmitido por 108 canales de televisión de 67 países, explicó que ha escogido estas palabras «porque la humanidad actual espera de los cristianos un testimonio renovado de la resurrección de Cristo».
«Necesita encontrarlo y poder conocerlo como verdadero Dios y verdadero Hombre», añadió.
«Si en este Apóstol podemos encontrar las dudas y las incertidumbres de muchos cristianos de hoy, los miedos y las desilusiones de innumerables contemporáneos nuestros, con él podemos redescubrir también con renovada convicción la fe en Cristo muerto y resucitado por nosotros».
«Esta fe, transmitida a lo largo de los siglos por los sucesores de los Apóstoles, continúa, porque el Señor resucitado ya no muere más. Él vive en la Iglesia y la guía firmemente hacia el cumplimiento de su designio eterno de salvación», aclaró.
«Cada uno de nosotros puede ser tentado por la incredulidad de Tomás», reconoció. «El dolor, el mal, las injusticias, la muerte, especialmente cuando afectan a los inocentes - por ejemplo, los niños víctimas de la guerra y del terrorismo, de las enfermedades y del hambre-, ¿no someten quizás nuestra fe a dura prueba?».
«No obstante, justo en estos casos, la incredulidad de Tomás nos resulta paradójicamente útil y preciosa, porque nos ayuda a purificar toda concepción falsa de Dios y nos lleva a descubrir su rostro auténtico: el rostro de un Dios que, en Cristo, ha cargado con las llagas de la humanidad herida», concluyó.

11 de abril de 2009

Diario de María


Te miro a los ojos y entre tanto llanto parece mentira que te hayan clavado, que seas el pequeño al que he acunado y que se dormía tan pronto en mis brazos; el que se reía al mirar el cielo y cuando rezaba se ponía serio.
Sobre este madero veo aquel pequeño que entre los doctores hablaba en el templo; que cuando pregunte, respondió con calma que de los asuntos de Dios se encargaba ese mismo niño, el que está en la cruz, el rey de los hombres, se llama Jesús.
Ese mismo hombre ya no era un niño, cuando en esa boda le pedí mas vino que dio de comer a un millar de gente y a pobres y enfermos los miró de frente río con aquellos a quienes mas quiso y lloro en silencio al morir su amigo ya cae la tarde, se nublan los cielos pronto volverás a tu padre eterno; ¡duérmete pequeño, duérmete mi niño, que yo te he entregado todo mi cariño!. como en Nazareth, aquella mañana: "he aquí tu sierva, he aquí tu esclava"