13 de septiembre de 2008

"Mi vida es Cristo" - Peregrinación Juventud

"Que nadie menosprecie tu juventud: por el contrario, trata de ser un modelo para los que creen, en la conversación, en la conducta, en el amor, en la pureza de vida" (1Tim. 4, 12)
El pasado domingo 7 se ha realizado en Tucumán la Peregrinación de la Juventud, una gran cantidad de jóvenes hemos caminando por las calles de la ciudad dando testimonio de Cristo joven y alegre. Ha sido una experiencia muy enriquecedora, donde hemos vuelto a descubrir al Dios que nos llama y nosotros hemos renovado nuestro compromiso con Él.
Estábamos divididos en distintos grupos, por edades, ya que durante la peregrinación cada grupo iba haciendo reflexiones, animaciones, trabajos en equipo etc. acordes a su edad, cada grupo era identificado con un color.
Durante el camino hemos inflado globos con mensajes de Cristo, y como signo de esperanza y de compartir nuestra alegría se lo entregabamos a las personas que encontrabamos en el camino (que no iban en la peregrinación)... ¡no quedo nadie sin evangelizar!
Caminábamos alegres anunciando a Cristo, mostrando que esta juventud tiene esperanza, y que nuestra esperanza es el Señor. Al llegar a la Maternidad (Hospital de Niños) hicimos un abrazo simbólico y repartimos algunos globos mas. Seguimos caminando, entre animaciones, cantos, corridas y saltos, llegamos al parque Guillermina donde paramos un momento para hacer un trabajo grupal sobre las bienaventuranzas Paulinas. A cada uno nos dieron un pergamino donde escribimos una frase y luego durante el camino entregábamos el pergamino en alguna casa. A la 1 del mediodía, paramos en la Capilla de Adoración Perpetua, donde tuvimos un emocionante momento de adoración. Después de la Adoración, seguimos caminando, hasta el colegio el Salvador, (en M. Paz) donde paramos para almorzar, a las 2.30 de la tarde. Allí también vimos una representación de la vida de San Pablo. Aún nos faltaban varios km para llegar a destino...
El lema de esta peregrinación era "Mi Vida es Cristo"... Nuestra canción era:
"Estén siempre alegres en el Señor, Vivamos todos unidos en su Amor,
Y caminando a su encuentro digamos juntos:... ¡¡¡Mi Vida es Cristo!!!
En el servicio y en el amor... ¡¡¡Mi Vida es Cristo!!!
No hay tristeza, no hay dolor... ¡¡¡Mi Vida es Cristo!!!
¡¡¡Mi Vida es Cristo... Mi SALVADOR!!!"

Durante el camino tuvimos algunos momentos de reflexión, en los que hemos meditado iluminados por San Pablo, no faltaron los juegos y las actividades recreativas, bajo el brillante sol tucumano que nos acompañaba. Finalmente... llegamos a San Pablo, donde el vicario General, Carlos Sánchez, (nuestro querido "Padre Carlitos") presidió la misa de clausura. Su mensaje fue claro: Es importante que nos dejemos encontrar por el Señor para poder anunciarlo. Cristo es nuestra vida, es el que hace plenamente feliz al hombre. Por eso es importante que los jóvenes que conocen a Cristo reflejen el amor de Jesús y den testimonio de esto a los otros jóvenes. Por eso, el mensaje en esta Eucaristía es sean misioneros de Jesús. Y si El Señor los llama a un seguimiento mas de cerca, díganle que SÍ, sean corajudos y valientes como Pablo...”
Doy gracias a Dios por esta experiencia, por esta oportunidad de dar testimonio de su amor, y mostrar que no todo está perdido, que aún hay valores, hay esperanza, hay fe, amor... Hay quienes apuestan por un mundo mejor... Que Dios bendiga esta juventud, y nos de fuerzas para seguir siempre sus pasos y dar testimonio de Él en cada lugar donde estemos.
Aqui comparto algunas fotos, cada vez que las miro, veo la gracia de Dios actuando en la vida de tantos jovenes...


0 comentarios: