15 de diciembre de 2008

Enamorarse de Dios - Pedro Arrupe, sj

«No hay nada más práctico que
encontrar a Dios.
Es decir, enamorarse rotundamente
y sin ver atrás.

Aquello de lo que te enamores,
lo que arrebate tu imaginación,
afectará todo.

Determinará lo que te haga levantar
por la mañana,
lo que harás con tus atardeceres,
cómo pases tus fines de semana,
lo que leas, a quien conozcas,
lo que te rompa el corazón
y lo que te llene de asombro
con alegría y agradecimiento.

Enamórate, permanece enamorado,
y esto lo decidirá todo.»


Experiencia de Dios
En nuestras vidas se impone una condición: que nuestro encuentro personal con Dios dé a nuestra vida su sello de absoluto, de exigencia radical, de respuesta incondicional.
Este encuentro con Dios toma, naturalmente muchas formas según los carismas y temperamentos. Pero siempre será una adhesión a Cristo, un descubrir por Él el amor del Padre,
una disponibilidad permanente para dejarse guiar por su Espíritu.
¿Cuál es la experiencia personal de cada uno de nosotros en este encuentro con Cristo? Nada puede desviarnos de la exigencia fundamental que es la misma para todos los cristianos: “Han sido salvados por la fe, ésta no viene de ustedes, es don de Dios... conforme al plan eterno que Él ha realizado en Cristo Jesús, en quien tenemos la franca seguridad de acercarnos a Él confiadamente por la fe” (Ef 2,8; 3, 12).
Se trata aquí de la esencia misma de la vocación, de un cierto gozo de vivir para Dios, de confianza en la tarea que se les confía... Algunos estados de depresión, de desolación, de atonía apostólica, no se podrán vencer más que con una esperanza profunda, animada constantemente con el dinamismo apostólico, fundada en Cristo y estimulada por la alegría que aporta un trabajo
cuyo sentido se capta mejor... La esperanza sólo puede ser fruto de una confianza total en Dios.

Los que poseen el amor en un modo muy profundo y transformante lo sentirán como “una llama de amor viva”, como “un canto suave”, como “un toque delicado” que sabe a vida eterna y que “matando, muerte en vida la has trocado”. Aquí está el secreto de la felicidad humana, escondido a los sabios y a los inteligentes, y que sólo descubren los pequeños y los humildes.
Padre P. Arrupe sj

7 comentarios:

ALMA dijo...

Pasé a leerte, saludarte y dejarte un beso

Abuela Ciber dijo...

Agostina

Gracias por visitar mi blog y darme buenos momentos.

Te deseo a ti y seres queridos, que tengan una buena Nochebuena y Navidad.

Que el año 2009 les otorgue todo el amor, comprension y tolerancia, para que encuentren el equilibrio interior que les de la paz para vivir feliz y plenamente.

Besos

Abu

hna josefina dijo...

¡Muy feliz Navidad!

Emili@no... dijo...

Un abrazo grande y feliz navidad par ti y tu familia.

Muchas bendiciones. Emi.

ALMA dijo...

FELIZ, FELIZ, FELIZ NAVIDAD!!!!!!!!!!!


BESOS, BESOS, MUCHOS BESOS.

runescape gold dijo...

where you come from!

intelligence dijo...

gucci
gucci bag
gucci handbag
buy gucci
gucci wallet