26 de febrero de 2009

«Que cada día tome su cruz y me siga»

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «El Hijo del hombre debe sufrir mucho, y ser reprobado por los ancianos, los sumos sacerdotes y los escribas, ser matado y resucitar al tercer día». Decía a todos: «Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame. Porque quien quiera salvar su vida, la perderá; pero quien pierda su vida por mí, ése la salvará. Pues, ¿de qué le sirve al hombre haber ganado el mundo entero, si él mismo se pierde o se arruina?». (Lc 9,22-25)

Su senda es el Camino de la Cruz y de la muerte, pero también el de su glorificación: «El Hijo del hombre debe sufrir mucho, y ser reprobado (...), ser matado y resucitar al tercer día» (Lc 9,22). Nuestro sendero, esencialmente, no es diferente del de Jesús, y nos señala cuál es la manera de seguirlo: «Si alguno quiere venir en pos de mí...» (Lc 9,23).
Abrazado a su Cruz, Jesús seguía la Voluntad del Padre; nosotros, cargándonos la nuestra sobre los hombros, le acompañamos en su Via Crucis.
El camino de Jesús se resume en tres palabras: sufrimiento, muerte, resurrección. Nuestro sendero también lo constituyen tres aspectos (dos actitudes y la esencia de la vocación cristiana): negarnos a nosotros mismos, tomar cada día la cruz y acompañar a Jesús.
Si alguien no se niega a sí mismo y no toma la cruz, quiere afirmarse y ser él mismo, quiere «salvar su vida», como dice Jesús. Pero, queriendo salvarla, la perderá. En cambio, quien no se esfuerza por evitar el sufrimiento y la cruz, por causa de Jesús, salvará su vida. Es la paradoja del seguimiento de Jesús: «¿De qué le sirve al hombre haber ganado el mundo entero, si él mismo se pierde o se arruina?» (Lc 9,25).
Esta palabra del Señor, que cierra el Evangelio de hoy, zarandeó el corazón de san Ignacio y provocó su conversión: «¿Qué pasaría si yo hiciera eso que hizo san Francisco y eso que hizo santo Domingo?».
¡Ojalá que en esta Cuaresma la misma palabra nos ayude también a convertirnos!

«Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame»

19 de febrero de 2009

Hora Santa vocacional juvenil

Lo importante no es...

Que yo te busque, sino que tú me buscas en todos los caminos;
Que yo te llame por tu nombre, sino que tú tienes el mío tatuado en la palma de tus manos;
Que yo te grite cuando no tengo ni palabra, sino que tú gimes en mí con tu grito;
Que yo tenga proyectos para ti, sino que tú me invitas a caminar contigo hacia el futuro;
Que yo te comprenda, sino que tú me comprendes en mi último secreto.
Que yo hable de ti con sabiduría, sino que tú vives en mí y te expresas a tu manera;
Que yo te guarde en mi caja de seguridad, sino que yo soy una esponja en el fondo de tu océano;
Que yo te ame con todo mi corazón y todas mis fuerzas, sino que tú me amas con todo tu corazón y todas tus fuerzas;
Que yo trate de animarme, de planificar, sino que tu fuego arda dentro de mis huesos;
Porque ¿cómo podría yo buscarte, llamarte, amarte... Si tú no me buscas, llamas y amas primero?
El silencio agradecido es mi última palabra y mi mejor manera de encontrarte


Te invitamos a la Hora Santa Juvenil, por las vocaciones, cada jueves en la Parroquia San Roque, (Av. Avellaneda y Santiago) después de la misa de 20




El día es hoy, La hora es ya
Pronto, Jesús, por mi vida pasarás!
Sé que tu amor es fuerte
Quiero trepar y verte

Ven a mi casa, a mi hogar
que hace tiempo guardo un lugar,
y llevo dentro tantos deseos
de conversar...

Ven a mi casa, a mi hogar,
que con vos se va a iluminar!
Y ese rincón oscuro y cerrado
abre de par en par
Y sea tuyo lo que es mío
tuyo, mi hogar

No sé por qué estoy aquí
Quiero guardar tus ojos dentro de mi
Porque miraste hondo
lo comprendiste todo

El que me amó sin despreciar
y me buscó, y me vino a visitar
le devolvió a mis manos
un latido de hermano

¡¡¡Jesús te espera!!!

17 de febrero de 2009

Para mi Amiga Fatima!

El pasado 11 de febrero mi GRAN AMIGA Fatima, hizo sus primeros votos, para vos Fatita, este posteo...
GRACIAS por tu SÍ y tu entrega generosa, que tu testimonio siga animando a muchas jóvenes a seguir los pasos de Jesús.
Doy gracias a Dios por el don de tu vocación y por haber cruzado nuestros caminos, sabes que te quiero mucho y lo importante que sos para mi!
Y aunque las distancias nos contradigan, sabemos que ESTAMOS UNIDAS, como decia San Ignacio, "Llévame en tu corazón, que en mi corazón te llevo yo"...
Gracias por todo "Hermana Fati"!! mi amiga y complice, compañera de aventuras!... llevo conmigo cada recuerdo, cada palabra, cada sonrisa y lágrimas compartidas, cada "traversura" en el cole, los mates, la mazamorra, las oraciones, los momentos en el "internado" del cole, LA BUFANDA, el hogar de Trinidad (te acordás el camison que me dio la Hna Norma? jaja)... y todo, todo lo compartido... TE QUIERO CON TODO MI CORAZON!!
Junto con ella otras 3 chicas hicieron sus votos (dos tucumanas y dos catamarqueñas), demos gracias a Dios por esta valiosa entrega para nuestra Iglesia, que Dios las bendiga, las fortalezca y María guie sus pasos y les enseñe a ser verdaderas "Esposas de Cristo"


"Aquí estoy, pues me has llamado"

(las Novicias: Fati, Valeria, Zulma, Veronica)
Recibiendo la Cruz y el velo...
que emoción!!!!!




Señor, que nuestra vida sea
cual una quena simple y recta.
Para que Tú puedas llenarla,
llenarla con tu música.
Señor, que nuestra vida sea
arcilla blanda entre tus manos.
Para que Tú puedas formarla,
formarla a tu manera.

Señor, que nuestra vida sea
semilla suelta por el aire.
Para que Tú puedas sembrarla,
sembrarla donde quieras.

Señor, que nuestra vida sea
leñita humilde y siempre seca.
Para que Tú puedas quemarla,
quemarla para el pobre ...