1 de marzo de 2009

Acompañemos a Jesús en esta Pascua, preparemos el corazón

La Iglesia, que somos todos nosotros, se une todos los años durante estos cuarenta días al misterio de Jesús en el desierto. La Palabra de Dios relata el tiempo de soledad de Jesús en el desierto inmediatamente después de su bautismo por Juan: Jesús permanece allí sin comer durante cuarenta días.(Mc.1,12-13). Al final de este tiempo, Satanás tienta tres veces a Jesús tratando de poner a prueba su actitud filial hacia Dios.
La tentación es parte importante de la experiencia en la vida del cristiano.Jesús mismo nos advirtió diciendo: "estén prevenidos y oren para no caer en la tentación, porque el espíritu está dispuesto, pero la carne es débil"(Mt 26,41). En el padre nuestro le pedimos a Dios : "no nos dejes caer en la tentación" y es así como cada día debemos pedirle la fuerza para no caer en la tentación, para permanecer fiel a la vocación de hijos de Dios.
La tentación es una incitación al pecado. La tentación es la simulación del bien, es la confusión entre el bien y el mal, de ese modo el pecado se presenta como atrayente, fácil, seductor, agradable.
La tentación consiste en que su objeto se presenta como bueno, seductor a la vista, deseable, mientras que, en realidad, su fruto es la muerte. Jesús también fue tentado y comienza su ministerio siendo tentado por Satanás en el desierto en tres oportunidades: 1° tentación: fue la de convertir las piedras en pan. Y Jesús rechazó la tentación recordando las palabras de la Biblia:" No sólo de pan vive el hombre , sino de toda palabra que sale de la boca de Dios". Para Jesús antes que el pan material y de las necesidades temporales, está la Voluntad de Dios. Ciertamente el hombre debe buscar el pan y lo que necesita para vivir, pero sin olvidarse que lo primero es Dios.; 2° tentación pretende exigir a Dios un milagro permanente, que Él solucione nuestros problemas sin nuestro esfuerzo y trabajo.Eso es tentar a Dios. ÉL puso en nosotros las
capacidades que nos permiten encontrar las soluciones.; 3° tentación: consiste en la búsqueda del poder y de la gloria a cualquier precio. Jesús responde que hay un límite: sólo Dios puede ser adorado.
Las tentaciones que pasó Jesús son las mismas que sufrimos nosotros. Somos tentados para buscar los bienes materiales, los poderes, los honores, y nuestra gloria. En vez de asumir el camino de la cruz somos tentados en esperar milagros y en lugar de vivir al servicio a los hermanos, somos tentados a no preocuparnos de ellos viviendo de una manera egoísta, pensando sólo en nosotros.
Jesús nos enseña que, con la gracia de Dios, podemos luchar y vencer las tentaciones. Recordemos las palabras de San Pablo: "Dios es fiel, y él no permnitirá que sean tentados más allá de sus fuerzas. Al contrario, en el momento de la tentación, les dará el medio de librarse de ella, y los ayudará a soportarla" (1 Cor.10,13).
Jesús vence las tentaciones con: La Palabra de Dios, la Oración y la Penitencia.
Por eso, también nosotros debemos prepararnos, en este Tiempo de CUARESMA y estar atentos rezando y buscando ese encuentro personal con Dios para no caer en la tentación.


Texto extraído de: Catecismo de la Iglesia Católica (540) y de la Carta Pastoral: La Oración
de Mons.Luis Villalba, Arzobispo de Tucumán.


Acompañemos a Jesús en este tiempo litúrgico y nos acerquemos a ÉL con mucha confianza,
que podamos depositar en Él toda nuestra vida y pedirle la gracia de ser hombres de oración para vencer las tentaciones de cada día. También nuestra Madre intercede permanentemente ante su Hijo por nosotros, por eso le pidamos a Ella que Jesús aumente nuestra FÉ y el anhelo de no separarnos nunca de Él.
PrEpArEmOs eL CoRaZóN...
Vivamos la cuaresma en su sentido mas hondo y preparemos el corazón para esta que esta Pascua sea Nueva, sea Vigente, sea Joven...
"La Pascua Joven" una invitacion para los jovenes de todo el pais, una experiencia muy profunda de Dios:
..........(a mi me emociona el video!!!).......


2 comentarios:

ALMA dijo...

Que bueno que hayas puesto este escrito, en este tiempo fuerte como es el de cuaresma, en este tiempo de hacer crecer nuestro corazon, en este tiempo de reconciliación

Un beso

Yajaire de DIOS dijo...

hola agos este tiempo es tiempo de gracia y de reconciliación , de encuentro pleno con el Señor Jesús.
un abrazo
hna.yajaire