20 de julio de 2009

Marta y María han de andar juntas

Esto quiero yo, mis hermanas, que procuremos alcanzar, y no para gozar, sino para tener estas fuerzas para servir: deseemos y nos ocupemos en la oración; no queramos ir por camino no andado, que nos perderemos al mejor tiempo; y sería bien nuevo pensar tener estas mercedes de Dios por otro que el que El fue y han ido todos sus santos; no nos pase por pensamiento; creedme, que Marta y María han de andar juntas para hospedar al Señor y tenerle siempre consigo, y no le hacer mal hospedaje no le dando de comer. ¿Cómo se lo diera María, sentada siempre a sus pies, si su hermana no le ayudara? Su manjar es que de todas las maneras que pudiéremos lleguemos almas para que se salven y siempre le alaben.
Decirme heis dos cosas: la una, que dijo que María había escogido la mejor parte. Y es que ya había hecho el oficio de Marta, regalando al Señor en lavarle los pies y limpiarlos con sus cabellos...
Teresa de Jesús (Moradas)

2 comentarios:

Chuli dijo...

¡¡Qué bonito texto!!
Oración y oración, y el bien que hace al alma...
Acabo de llegar de mi cursillo de cristiandad y puedo decir que he descubierto un poco más la Oración y cada día me enamora más! =D
Un abrazo!

Silvia dijo...

hola! cuàl estarà en lo cierto Marta o Marìa...quièn habrà hecho lo mejor...
Dios te bendiga.(estuve ausente porque me mude).
abrazos.
silvia cloud